Abrimos los destellos de un fin de semana agridulce para nuestra base con algunas victorias importantes pero también con muchas derrotas, toca seguir trabajando.

Como siempre, empezamos por los que pronto dejaran de ser fútbol base, los juveniles, que disputaron un partido desacertado el sábado, en su desplazamiento a Cabanes, un campo siempre complicado. El equipo local salió muy concentrado e intenso desde el pitido inicial y fruto de eso, a los 30 segundos, ya estaban con el marcador favorable. En la primera parte, los nuestros no supieron encontrar su juego ni su lugar en el campo, y el Cabanes, bien organizado, supo aprovecharlo y se puso con un resultado contundente de 5-0 antes del descanso. Aunque el nuestro equipo logró mejorar algunos aspectos en la segunda parte, el resultado ya era demasiado amplio, se intentó, pero no sé logró reducir la diferencia. Ya en los últimos compases del partido, el Cabanes aprovechó una indecisión defensiva para colarse entre la zaga y provocar un penalti, que aunque Jose estuvo a punto de detener acabó dentro de la portería, al final  derrota 6-0 en un partido para olvidar. Ahora toca trabajar para no repetir los fallos la próxima jornada en casa contra el Orpesa CF, otro de los gallos de la categoría.

Por su parte, el equipo cadete, se desplazó hasta la Ciudad deportiva “Chencho” de Castellón para disputar su choque contra el líder invicto, el Torresport CF, en un partido en el que poco pudo hacer por más que lo intentó, y en el que recibió todos los goles en la primera mitad, que fueron un total de 7, sin poder además estrenar la portería contraria. Mal resultado que debe servir de acicate para esforzarse más y mejorar de cara a los siguientes compromisos.

Las primeras buenas noticias llegan de la mano de los infantiles de Paco, que viajaron hasta Benicasim para enfrentarse a la ACD Benicense, y que esta vez sí, se alzaron con a victoria, aunque para nada fácil, ya que hubo que remontar el marcador hasta en dos ocasiones, cosa que desmoralizó a los contrincantes celestes y que propició un resultado final abultado a la par que engañoso por la dificultad del partido. Enhorabuena para Paco y sus chicos y ahora a no bajar la guardia para que esto se repita en más ocasiones.

Y llegamos al fútbol 8 con uno de los mejores partidos de la jornada, ya que el alevín A recibía en el Benedicto al líder invicto de su grupo, que bien podríamos catalogar de “superliga de Castellón”, pues es el más competitivo de la categoría, y jugar su mejor partido en lo que lleva de temporada contra el Burriana FB, demostrando una gran capacidad para sobreponerse a las adversidades y no rendirse, ya que levantaron un marcador adverso desde muy pronto mostrando un carácter competitivo que hasta ahora no habían dejado ver esta campaña, pero que se sabía que tenían, y alzándose con una gran victoria forjada a base de seriedad defensiva y buen fútbol. Toca grabar a fuego lo aprendido para repetirlo en próximos compromisos.

Por lo que respecta al alevín B, los pupilos de Dan jugaron en la Ciudad Deportiva Facsa de Castellón contra el CF Fomento, en un partido muy difícil en el que empezamos ganando, pero sin apenas tiempo para saborearlo ya que nos empataron en la siguiente jugada. A pesar de eso, el equipo no se ha dejado ir, y hemos jugado de igual a igual, incluso teniendo las ocasiones más claras del partido.  Choque muy duro que terminó en empate justo a 1 gol. Enhorabuena por los resultados de este inicio de campaña dónde tan sólo se ha perdido un partido y se han empatado tres, ahora hay que mirar para arriba y dar ese pequeño estirón que falta para conseguir una victoria.

Cambiamos de categoría para pararnos en los benjamines, donde el “B” recibió al Deportes Tonin de Castellón. Un partido en el que se constató que el equipo va mejorando poco a poco. El conjunto se mostró bien plantado en el campo hasta que la mala fortuna nos hizo encajar el primero. Lejos de venirse abajo, siguieron peleando hasta conseguir el empate, pero la falta de acierto de cara a gol, con cuatro disparos al larguero incluidos, terminó condenando a nuestros blanquiazules, aun así, hay que estar muy contentos con el trabajo y el juego desplegado por estos cracks, que van creciendo y prendiendo de la mano de Marcos y Sergio.

Seguimos en benjamín, con el del Montsià, que jugaba en casa contra el CF Amposta Blanc, uno de los “cocos” de su liga, donde los nuestros cuajaron un gran partido a pesar de no conseguir llevarse los tres puntos, ya que el rival es físicamente mucho más poderoso. Tremendo sacrificio de todos y cada uno de los pupilos de Marcos, poniendo el acento en la constancia de no restar importancia a la circulación del balón. Aspectos que, a la larga, les convertirán en un equipo más competitivo y bonito de ver.

Ultimo salto de categoría para abordar a los pequeñines de la competición, los prebenjamines, dóne tuvimos una de cal y otra de arena, la de cal se la trajeron los “mayores”, el prebenjamín A, de Morella, donde sacaron una magnífica victoria ante un rival, Els Ports FC, que llevaba hasta la fecha pleno de puntos sumados, el partido se puso de cara muy temprano, y en esa dinámica transcurrió en su totalidad, con unos blanquiazules jugando a placer y demostrando lo aprendido en los entrenamientos. Como siempre lo más importante fue el disfrute de todos jugando a lo que más les gusta.

Cerramos los destellos con el partido del prebenjamín B, que recibía al todopoderoso Villarreal CF, contra el que poco pudo hacer a nivel competitivo, ya que estamos hablando de una de las escuelas de fútbol de referencia a nivel nacional. Eso sí, los nuestros nunca le perdieron la cara al partido y lo intentaron una y otra vez sin descanso, y por supuesto, se lo pasaron en grande practicando el deporte que más les gusta. Ahora queda seguir trabajando para aprender, aprender y aprender.