Empezamos en esta ocasión nuestros Destellos Blanquiazules por arriba, por el equipo juvenil, los mayores, que se enfrentaron en el Benedicto a la ACD Benicense, y que cuajaron un gran partido a pesar del resultado, ante un buen equipo, y en el que errores infantiles volvieron a condenarnos. Ningún reproche a la actitud e intensidad de nuestros jugadores, que en muchas fases del partido desarbolaron por completo al rival, tanto en la presión sin balón como en la propuesta de juego tras recuperación.
Un equipo, el nuestro, que necesita creerse capaz de todo, puesto que en numerosas ocasiones juega con ciertos complejos a pesar de atesorar suficiente calidad como para olvidarse de ellos. Toca seguir buscando esa tecla que les haga despegar hacia la senda de los resultados. ¡¡¡Ánimo chicos!!!

Nuestros cadetes parece que han encontrado el camino, ya que encadenan su segundo partido consecutivo ganando, en este caso a domicilio, en casa del CD Benicasim, en un partido que se puso de cara muy pronto, ya que el primer tanto llegaría en el minuto 5 de juego, y con el que transcurrió casi todo el encuentro puesto que el segundo y definitivo no llegaría hasta el minuto 79. Enhorabuena a los chicos de “los Manolos” y esperemos que sigan con la racha victoriosa.

Por lo que respecta al infantil, que visitaba el municipal de Cabanes, merecieron mucho más, ya que a nivel de juego estuvieron por encima de su rival. Solo la mala fortuna y la falta de acierto en la finalización de sus ataques pudieron impedir que los pupilos de Paco se llevaran algún punto del feudo cabaní. No hay que desanimarse por el resultado y sí quedarse con las buenas sensaciones para seguir trabajando y potenciarlas en busca de mejores resultados.

Cambiamos ya de futbol 11 a futbol 8, y nos paramos en el conjunto alevín A. Los de Marcelo están teniendo una temporada complicada, dónde cuando tienen buenas sensaciones les condicionan las lesiones, y cuando no, la mala fortuna. En esta ocasión, después de un arranque de liga en el que se han tenido que medir a todos los de arriba de la tabla, en el primer partido en casa en el que tenían posibilidades claras de puntuar, recibieron un castigo excesivo y hasta injusto, a manos del CF Jubelama, que haciendo valer su mayor tamaño y un juego en el filo del reglamento, que el colegiado no entendió como tal, terminó llevándose los tres puntos del Benedicto, aunque no fácilmente, ya que no fueron capaces de anotar hasta los últimos cinco minutos, y en una jugada en la que quizá se pudo dar alguna acción punible por parte del atacante. Dolorosa derrota en un choque en el que nuestros “leones” merecieron mucho más, esperemos que no se desanimen de cara a afrontar sus próximos compromisos.

El alevín B, por su parte, visitó también el municipal de Cabanes, pero con mejor suerte que el infantil. Los chicos de Dan, confiados en dar la sorpresa ante el segundo clasificado, empezaron con un juego eminentemente defensivo, pero que con los minutos fue tornando en ofensivo a medida que los nuestros ganaban confianza, así fue como al descanso ya iban por delante en el marcador, y así siguieron hasta que, a cinco minutos del final, los albinegros consiguieron igualar el encuentro, pero no por sus medios, si no por una desafortunada jugada que terminó con gol en propia puerta. Gran partido que bien hubiera podido terminar incluso mejor. Enhorabuena y a seguir en esa linea.

Seguimos con los benjamines, donde los que compiten en la liga del Montsià descansaban, y los del B, que recibían al CF Rafalafena, estallaron de jubilo con su primera victoria, en un partido que se decidió en la segunda parte, tras llegarse al descanso con una victoria mínima.
Más allá del resultado el equipo mostró un gran posicionamiento en el terreno de juego y disciplina táctica, fruto del trabajo que se viene realizando desde principio de temporada. Gran trabajo de los pupilos de Marcos y Sergio, que si siguen así a buen seguro que esta no será su única victoria.

Saltamos a la categoría de más pequeñines, los prebenjamines, empezando con los de segundo año, el “equipo A”, que lleva un ritmo frenético, contando sus partidos por victorias, y al que solo le sigue la estela el Orpesa CF en la clasificación. En esta ocasión visitaban el campo del San Pedro de Castellón, y vivieron un partido en horario nocturno, como los profesionales, y con algo de lluvia, algo que a los niños les encanta, eso dio alas a los nuestros que pasaron por encima de su rival sin apenas oposición, y donde los goles encajados fueron más responsabilidad propia que virtud contraria. Quedó claro que los de Manuel y Santi lo dan todo en cada partido, ahora toca seguir disfrutando semana a semana.

Y por último, los más peques, el prebenjamín B, que recibía en casa al CD Drac, en un partido con bastantes goles para ambos conjuntos, que hizo las delicias de grandes y pequeños por lo competido, y que acabó cayendo del lado de nuestros chicos, aunque eso es lo de menos, porque se lo pasaron todos la mar de bien jugando a este juego que tanto les gusta. Nuestros pequeñines tiene que seguir trabajando para mejorar y seguir disfrutando del deporte.

Y hasta aquí los Destellos Blanquiazules de esta semana. En siete días, más.
¡¡¡123 Peñíscola!!!