Se avecina una temporada ilusionante para el ACD Peñíscola, nuestros equipos ya están poniéndose en marcha, si el lunes inició los entrenamientos el infantil, ayer martes día 14 comenzaron los alevines de primer año y el cadete. Al final de la tarde se juntaron tres generaciones de futbolistas en el Benedicto XIII, al coincidir en el terreno de juego, alevines, cadetes y los jugadores del amater, bonita estampa la que pudimos observar los aficionados.

Han sido unas sesiones suaves que no han llegado a las dos horas de trabajo, donde los jugadores pisaron el césped para hacer varias carreras y unos rondos con balón al final de cada sesión.

Al inicio Dani Domingo, acompañado de los entrenadores, ha sido el encargado de dirigirse a los padres para darles la bienvenida en nombre de todo el club, tanto a las caras nuevas como a aquellas ya conocidas, también los monitores tanto Marcelo Hormazabal, entrenador del Alevín de primer año como Carlos Fornés e Iván Moreno preparadores del Cadete, aprovecharon para señalar las pautas de comportamiento, disciplina, trabajo, etc, a seguir de tanto a los padres como a los jugadores.