La crónica

Pudiéramos pensar que un descenso de categoría podría desatar un mar de fondo que arrastrara desánimo, pesadumbre y abatimiento, pues nada mas en contrario, este resultado nos empuja a seguir en la brecha, estar pensando ya en la siguiente temporada, tenemos que devolver los sinsabores a esta afición que nos ha seguido domingo a domingo por todos los campos de la provincia, gracias a ellos nuestro trabajo lo hemos realizado con ilusión y ganas de agradar, no ha podido ser pero seguro que la próxima temporada os devolveremos vuestro esfuerzo con triunfos y buen juego, en ello estamos.

Solamente nos queda volver a agradecer el apoyo a todos los que este año confiaron en nosotros, desearos un feliz verano y que a la vuelta os esperamos en el Benedicto XIII para volver a primera todos junto, hasta pronto.