Mucho más que noventa minutos costó esta victoria en Cintorres, combatir el frío, desgarro de gargantas, kilómetros, esfuerzo, emociones y trabajo mucho trabajo que entre todos pudimos convertir en una gran alegría cuando en ese minuto 90 pudimos celebrar el gol que supone un paso de gigante para que nuestro sueño se convierta en realidad.

Aquí os dejamos las imágenes que lo demuestran.