“LOS PARTIDOS PASAN, LOS RESULTADOS SE OLVIDAN, PERO LO QUE QUEDA EN MI CORAZÓN ES LA LUCHA DE 9 CAMPEONES PLANTANDO CARA A UNO DE LOS GALLITOS DE LA CATEGORÍA HASTA QUE NOS DURÓ LA ENERGÍA”

IVÁN MORENO, ENTRENADOR DEL ACD PEÑÍSCOLA BENJAMÍN DE SEGUNDO AÑO

Alcora, viernes 25, 19:00 horas, un horario permitido por la federación pero que debiera ser consensuado con el equipo contrario cuando las distancias entre poblaciones se aproximan a los 100 kms como es el caso, pero a pesar de las dificultades, viernes lectivo y los horarios de salida de clase para muchos niños son  las 17:00 horas, imposibilidad de los padres para llevar a sus hijos, en esta población tenemos muchos trabajadores que laboran en la mar y les es imposible compaginar esos horarios, viaje de mas de una hora en coche y  de noche, en general un despropósito y poca delicadeza por parte del contrario que si bien está en su derecho de marcar el horario que le plazca dentro de las franjas horarias que dicta la federación creemos que no estaría de mas intentar aquiescencia con el contrario cuando concurren todas estas circunstancias.

En un esfuerzo de colaboración,y ayuda entre padres allí se plantaron 9 gladiadores del Benjamín A, CASILDO, RAFA SIMÓ, ADAM, ADRIÁN MIHAI, PATRICK, LOTT, MOHA, RAYAN, junto con su entrenador IVÁN MORENO, a luchar contra uno de los gallitos de la categoría, el Alcora con un ambiente difícil y un muy buen equipo.

Nuestro conjunto salió muy bien plantado y bien si no creábamos ocasiones teníamos una defensa muy férrea que no les dejaba pasar, corrían los minutos y no conseguían entrar, algunos padres alcorenses empezaron a ponerse nerviosos.

No fue hasta el minuto 17 donde en una jugada de estrategia, un córner bien ejecutado, movimientos mas propios de categorías superiores, donde se adelantaron, tuvimos algunos minutos de dudas y aprovecharon para hacernos dos goles mas.

Con tres cero terminaba la primera parte, la segunda tuvimos que poner un jugador de portero ya que su capacidad física no daba para más y vimos a un felino llamado Adam sacando manos impresionantes, el cansancio hacía mella en nuestros luchadores y empezaron a caer los goles hasta un total de 8, resultado final 8-0, pero tal fue nuestra entrega, que el campo en pie despidió a nuestros jugadores y, con un nudo en la garganta nos retiramos a vestuarios.