Es nuestra intención dar cabida a todos los que formamos este Club, por eso estamos abiertos a la aportación constructiva de cualquiera de vosotros, en este caso uno de nuestros socios y padre a la vez , gracias a sus vivencias con su hijo, nos deja este pensamiento que nos hará reflexionar a todos un poquito, gracias por la contribución que nos ayuda a seguir creciendo.

 

Reflexiones de un padre “PREGUNTAS SIN RESPUESTA”

  Pregunta de difícil respuesta: Este lunes (26-6-2017) tuvo lugar en la capital de La Plana la tradicional gala de entrega de trofeos al fútbol base provincial por parte de la Federación Valenciana, acto en el que en anteriores ediciones se había recompensado el triunfo a los campeones y el esfuerzo a los subcampeones de cada una de las ligas desde prebenjamín hasta alevín, cosa que en esta edición ha cambiado, ya que para esta temporada se ha recompensado única y exclusivamente a los equipos que han terminado el campeonato en primera posición, y además por partida doble, ya que en esta ocasión también han gozado únicamente los campeones de la participación en la Copa de Campeones, aunque ésto último y a tenor de lo ocurrido en la competición copera quizá no se pueda catalogar de recompensa, pero ese es otro tema….

  Resulta cuanto menos curioso que cuando más voces especializadas en pedagogía, educación y deporte base están manifestando la necesidad de cambiar el rumbo del fútbol base hacia la formación por encima de la competición, nuestra federación decida dar una vuelta de tuerca más a la competición premiando exclusivamente a los vencedores. Resulta que los padres, (esa “peste” del fútbol base), debemos repetir hasta la extenuación a nuestros hijos, (y lo hacemos), que lo que importa no es ganar sino divertirse, pero claro, la copa para el que gana. Se nos llena la boca diciendo que todos los niños tienen derecho a jugar sin importar su nivel, pero claro, la copa para el que gana, ¿Entonces es mejor la política de disgregación de algunos clubes grandes que ni siquiera inscriben a niños con nivel bajo para que todos jueguen igual y ganar, o es mejor la política de un club pequeño que inscribe a todos y reparte los minutos en función de la competitividad del partido? ¿O es que los clubes pequeños no tienen derecho a competir si hay Copa de por medio?¿O es que los niños con menos nivel no tienen derecho a jugar a fútbol si hay Copa de por medio? Es  indudable que los deportes se basan en una competición, y así debe ser, ahora bien, ¿tan malo sería dejar la competición solo para el partido y eliminarla del final de la campaña para cambiar la entrega de trofeos por una gran fiesta del fútbol base?¿como mínimo hasta el cambio a fútbol 11? Bien, esto no es viable, lo sé, sería un evento demasiado grande, lo sé, aunque quizá se podría dividir por grupos o zonas, solo quizá… También hay otras fórmulas, por ejemplo, hay deportes en los que se ponen unos cajones para premiar las tres primeras posiciones, de esta forma y siempre dando el máximo protagonismo al vencedor, que se lo ha ganado, también premiamos el esfuerzo de quien hace grande al vencedor, que son sus contrincantes, quizá, solo quizá. Y ya que he abierto el melón, hay más, por ejemplo, ¿quién no ha oído hablar del goal average?, resulta que a todos nos da mucha pena cuando vemos marcadores escandalosos en partidos de niños, 15-0, 19-0, incluso aunque sea un 10-1, ¡que lástima de niños!, pero ¿por qué se dan éstas goleadas? no es por casualidad, hay una razón muy potente, la Copa de Campeón, más aún este año que el segundo no cuenta, y digo yo, ¿Tampoco sería viable eliminar el goal average y si terminan la liga dos equipos empatados a puntos que sean campeones los dos?¿Es que no se lo han ganado los dos?¿Económicamente sería tan desastroso para la Federación? Y sigo, porque hay más, cuando un niño futbolista de nuestra comunidad coge un smartphone y abre la aplicación FFCV, que lo hacen mucho,(porque por raro que pueda parecer los niños de hoy en día manejan muy bien los smartphones), una de las cosas que más les gusta mirar es el ránking de goleadores, ¿Alguien se ha planteado lo difícil que es hacer entender a un pequeño futbolista que lo que importa es el trabajo del equipo? ¿que da igual quien marque porque la victoria es del conjunto y todas esas cosas si los nombres que salen publicados son los de los que más goles marcan? Y no sólo eso, ¡¡¡es que encima les dan un trofeo!!! Ahora dile a los niños que no vayan todos a marcar gol, algo no cuadra. Estamos de acuerdo en que el fin máximo del fútbol es el gol, ¿Pero a cualquier precio? ¿Para cuándo un reconocimiento también al que más asistencias da?¿Y los porteros? ¿Qué hay de los porteros? Si tanto se quiere asemejar la competición de base con la profesional ¿Dónde está ese trofeo al portero menos goleado? O mejor aún, al EQUIPO menos goleado, para premiar el buen trabajo no sólo del portero si no del equipo en labores defensivas. Aunque claro, esto lo dice alguien que no tiene ni idea de fútbol, o eso dirán algunos, que por otra parte tampoco me parece mal teniendo en cuenta que también lo dicen de quien implantó el ojo de halcón en fútbol o de quien quiere instaurar el VAR. Señores, está en juego la formación del futuro, no nos sacudamos responsabilidades, aquí jugamos todos, padres, entrenadores, clubes, y como no , el máximo estamento regulador que es la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana. Vuelvo a hacer la pregunta y que cada uno responda lo que crea conveniente, ¿Qué queremos?¿Competir o formar?

Sergio Farré Robador, es padre de un niño en categoría benjamín del ACD Peñíscola.

 

  • RAUL

    MUY BUEN ARTÍCULO, TOTALMENTE DE ACUERDO CON TU REFLEXIONES, FELICIDADES SERGIO