En el mundo deportivo actual cada vez cobra más importancia no solo ejercitar los aspectos físicos, sino también fortalecer el aspecto psicológico y emocional para conseguir un crecimiento a nivel global del deportista y de esta forma conseguir acercarse al máximo al nivel de excelencia que cada individuo pueda conseguir, por eso con el afán de mejorar continuamente y adaptarnos a los nuevos tiempos el club ha aceptado la apuesta de Sergio Farré para trabajar en el desarrollo personal y emocional de los integrantes de su comunidad deportiva a través de actividades como charlas y talleres. Esta apuesta empezó el pasado mes de diciembre con un pequeño taller sobre trabajo en equipo que se les dió a los integrantes del equipo cadete y que cosechó valoraciones muy positivas de quienes lo recibieron.

Quien sabe si de estas actividades luego florecen detalles como el que hace una semana le hicieron los integrantes de este equipo a su portero José Simó.